NUESTRA EXPERIENCIA EN EL CERTAMEN PEDRO BOTE

CERTAMEN INTERNACIONAL DE JÓVENES INTÉRPRETES PEDRO BOTE - VILLAFRANCA DE LOS BARROS, 26-28 DE NOVIEMBRE DE 2021





El pasado jueves 25 de noviembre nos encontrábamos en un avión de camino a Sevilla, junto a nuestros saxofones y un largo día por delante. Pero esta ciudad andaluza no era nuestro destino final, ya que pasaríamos los próximos días en Villafranca de los Barros, un encantador municipio de aproximadamente 13.000 habitantes en la provincia de Badajoz. Allí se celebra cada año el Certamen Internacional de Jóvenes Intérpretes Pedro Bote, un evento que reúne a los mejores músicos a nivel internacional y que este año ha celebrado su XXIV edición. En este artículo os contaremos nuestra experiencia en este maravilloso concurso en el que nos han tratado tan bien y del que nos llevamos el mejor de los recuerdos.


Tras un viaje en autobús de más de dos horas y un breve trayecto a pie pasado por agua llegamos a Casa Perín, hostal rural en el que nos hospedamos durante esos días y en el que, por cierto, estuvimos muy a gusto. “La casa da suerte”, nos dijo la casera. Nuestro “ojalá” como respuesta se convirtió al cabo de un par de días en un “¡pues tenía razón!”.


El día después de llegar a Villafranca, el viernes 26 de noviembre, 12 concursantes participamos en la fase de selección, que ocupó toda la mañana y parte de la tarde. Esto nos permitió asistir a muchas de las actuaciones de nuestros compañeros, que desde el primer momento hicieron ver su gran nivel.





Junto a 7 participantes más, pasamos a la semifinal del sábado 27, algo que para nosotros ya supuso un logro enorme y nos dio la valiosa ocasión de, una vez más, defender encima de un escenario el repertorio original para cuarteto de saxofones, especialmente el de compositores actuales como Guillermo Lago o Héctor Parra. Al fin y al cabo, son ellos los que nos hacen crecer, los que nos permiten dar vida al cuarteto y dar a conocer las infinitas posibilidades de la familia del saxofón.




Llegar a la final del día domingo 28 fue toda una sorpresa, teniendo en cuenta el increíble nivel de todos los participantes que, además, eran grandes personas con las que tuvimos la suerte de compartir estos días. Curiosamente, la final estuvo repleta de canto gracias a las voces de la soprano María del Mar Machado Morán y del dúo de canto y piano Dúo Lilium, junto a las que fue un verdadero placer compartir un momento tan importante para nosotros. De nuevo, fue todo un honor poder dar a conocer una vez más las obras pilares de nuestro repertorio como el Cuarteto para saxofones de Alexander Glazounov y obras del repertorio contemporáneo como Der Blutige Schaffner (Revisor Sangriento) de Robin Hoffmann o Fragments Striés de Héctor Parra, con la que obtuvimos el Premio a la mejor interpretación de una obra de compositor español. Durante todas las fases del concurso sentimos una verdadera conexión entre nosotros, un control total que nos hizo viajar más allá de las notas y nos permitió emocionarnos y disfrutar en cada intervención. Para nosotros recibir el segundo premio ex aequo con el Dúo Lilium, sumado al premio de la mejor interpretación a una obra de compositor español, supuso un reconocimiento a todo nuestro esfuerzo constante y lleno de ilusión que nació en octubre de 2019 y que sigue hoy con más fuerza que nunca.







Queremos aprovechar este pequeño artículo para destacar y reconocer especialmente el trabajo y el trato de los miembros de la organización y los componentes del jurado Justo Romero López, Miguel Espejo Pla, Iluminada Pérez Frutos, Carmen Solís y Enrique Palomares Chofre. Su trato cercano y amable con todos los participantes, su humildad y su cariño nos hicieron sentirnos muy a gusto tanto encima como fuera del escenario, charlando y compartiendo experiencias y anécdotas en los tentempiés que nos ofrecían en la cafetería de la Casa de la Cultura. Tampoco podemos olvidar dar nuestra enhorabuena a María del Mar Machado, quien obtuvo el primer premio en esta edición del concurso y, por supuesto, al resto de participantes por su gran nivel y compañerismo.




También podréis ver pinchando en el siguiente botón una crítica del presidente del jurado Justo Romero sobre los tres participantes de la final. ¡Muchas gracias Justo por apreciar nuestro trabajo y dedicarnos estas bellas palabras!



Este trato humano y servicial se extiende a todas las personas de Villafranca con las que nos cruzamos en este viaje y que con tanta amabilidad y simpatía nos han tratado. Una de esas personas es Xisco, que desde la cafetería de la Casa de la Cultura nos ha hecho sentir como en casa durante esta experiencia.




Sin duda, nos llevamos una de las mejores experiencias vividas como cuarteto. ¡Gracias Pedro Bote! ¡Gracias Villafranca!






LOGO LITORE DEFINITIVO.png