top of page

JUNTOS EN LA DISTANCIA: LA NUEVA ETAPA

Se acabó eso de ensayar casi todos los días de la semana y compartir espacio en la nevera: todo ha cambiado para nosotros en esta nueva etapa. Este mes tuvimos la oportunidad de sortear, por primera vez, los obstáculos que dicta la distancia y compartir de nuevo un mismo escenario. Tres días de intensos ensayos nos permitieron disfrutar en Puebla de la Calzada (Extremadura) el día 12 de noviembre y en Nigrán (Galicia) el día 13 de un programa que combinaba obras de nuestro repertorio habitual con otras que conocimos por primera vez, dos de ellas estrenos absolutos de los compositores Eduardo Soutullo y María José Fontán.


Disfrutando de las vistas del río Guadiana en Lobón, Badajoz

Miércoles por la mañana, jueves mañana y tarde y viernes por la mañana: estos fueron los espacios que reservamos para nuestros ensayos intensivos, no sin antes haber realizado una concienzuda organización del tiempo de trabajo y un profundo estudio individual de cada parte. Este fue el tiempo que tuvimos para conectar de nuevo y volver a recuperar sensaciones desde hacía casi cuatro meses. Es curioso comprobar que hay ciertas cosas que no se olvidan y que las innumerables horas que hemos compartido juntos estos años atrás han dejado una huella imborrable en nosotros. Es probable que el hecho de habernos aguantado en el mismo piso durante varios años tenga algo que ver, pero increíblemente parecía como si, en aquella semana de noviembre, todo siguiera igual que un año atrás.


A pesar del cansancio que supuso viajar el viernes por la tarde a Sevilla y llegar casi a la una de la madrugada a nuestro alojamiento en Montijo (Badajoz), el sábado nos despertamos con mucha energía dispuestos a hacer un ensayo general productivo y trabajar la obra de estreno June con María José Fontán. En realidad, nuestro buen ánimo tuvo mucho que ver con nuestros padres, especialmente los de Miquel, que condujeron la furgoneta en la que nos desplazamos esos días; y los de Jaime, que vinieron hasta Badajoz para apoyarnos y disfrutar del concierto. ¿Qué haríamos sin ellos?



Antes del concierto en Puebla de la Calzada, vivimos nuestra primera vez dando una charla pública, en la que hablamos de nuestra experiencia como grupo y otros asuntos de la vida musical que nos rodea. ¡Fue muy interesante escuchar las preguntas y reflexiones de todos los asistentes, y estamos muy agradecidos por esta oportunidad!



Tras un emocionante concierto, en el que por primera vez llevábamos a cabo dos estrenos absolutos, nos fuimos a descansar para poder así salir puntualmente a las 7:30 de la mañana hacia Galicia, nuestro próximo destino. Llegamos a Nigrán diez horas después en una tarde de domingo pasada por agua. Antes del concierto, tuvimos la oportunidad de trabajar brevemente con Eduardo Soutullo su obra, en la que por cierto tuvimos que hacer frente a una distribución espacial peculiar que dificultaba la comunicación entre nosotros. El mal tiempo y las largas horas de viaje no impidieron la asistencia del público, plagado de amigos y familiares, que llenó el Auditorio de Nigrán.



Sin duda, un hermoso fin de semana que concluyó con un emocionante concierto y, sobre todo, con una contundente afirmación de la vida y continuidad de Lítore Quartet. ¡Hasta la próxima!


Comments


LOGO LITORE DEFINITIVO.png
bottom of page