MÁS ALLÁ DE LA MÚSICA (IV)

CUARTA SESIÓN

27/01/2022


El pasado jueves día 27 de enero llevamos a cabo la primera sesión de nuestro proyecto Más Allá de la Música del presente año 2022, como siempre guiados por el fisioterapeuta y director de escena Carles Expósito (Fisio Taddeo). En esta ocasión, nuestro objetivo principal fue observar la expresión corporal del grupo y experimentar con ella.


A veces, en la búsqueda de cohesión musical, afinación y otros parámetros técnicos asociados al producto sonoro, se deja en un segundo plano el trabajo sobre los aspectos visuales del grupo. Pero estos aspectos no son de una importancia menor; de hecho, estos son cada vez más relevantes en un mundo que acelera a un ritmo vertiginoso y en el que cada vez el elemento visual adquiere un mayor protagonismo. En nuestra interpretación del Cuarteto en Fa menor de Joseph Haydn, Carles detectó que los gestos del soprano, la voz melódica, eran diferentes a los del tenor, el barítono y el alto, que asumen el rol de acompañantes durante la mayor parte del primer movimiento. Esta observación nos llevó al primer ejercicio del día: la melodía debía dejar de tocar, pero sin dejar de gesticular. Gracias a ello, empezamos a poner más atención en la gestualidad de nuestros compañeros, a impregnar el acompañamiento de la tensión que la melodía le añade, pero prescindiendo de ella.





De Haydn pasamos a Piazzolla y su Historia del Tango, una obra llena de pasiones contrastantes que nos sirvió para experimentar con los carácteres de cada voz. No está de más preguntarse de vez en cuando: ¿qué quiere transmitir mi voz? O, ¿cómo puedo expresar lo que transmite mi voz? Junto a Carles, analizamos brevemente los movimientos de cada uno de nosotros y descubrimos que, mientras que unos se expresan principalmente mediante gesticulación facial, en otros esta característica no es tan destacada como el movimiento corporal. Y, ¿cómo es ese movimiento? Nos dimos cuenta de la importancia de conocer nuestros movimientos: ¿son rígidos, suaves, curvos o bruscos? ¿Parten de una posición recta del tronco, existe movilidad en los hombros, las piernas están colocadas de una manera natural? Esta consciencia corporal es, sin duda, el primer paso para interiorizar nuevos movimientos y conseguir una dinámica común que genere un producto visual armónico.


Como última serie de ejercicios, intentamos gestualizar las líneas de las otras voces en lugar de la nuestra haciendo, por lo tanto, movimientos sin relación con lo que tocábamos. También probamos que solo uno tocara su parte y el resto, sin tocar, tenía que gestualizar junto a él. Esto nos sirvió para escuchar con mucha más atención el resto de las voces y comprender los gestos de nuestros compañeros.


Sin duda, este trabajo evidencia la necesidad de escuchar el movimiento para dejar de moverse como 4 solistas y lograr un gesto único.


LOGO LITORE DEFINITIVO.png